Aprender un idioma implica desarollar muchas habilidades, tales como comprensión lectora y auditiva, y expresión escrita y oral. Lo cual hace que dominar un idioma a la perfección sea una tarea complicada. No en vano en todos los examenes de certificación de nivel de idiomas, examinan las cuatro destrezas, ya que si no comprendemos el idioma hablado y escrito, no podremos hablar ni escribir nosotros tampoco. Muchos de nosotros desearíamos aprender a hablar directamente, sin pasar por los tidiosos ejercicios de listening o reading. Sin embargo, para poder producir el idioma, es esencial escuchar y leer mucho, porque solo cuando tengamos suficientes estructuras gramaticales y vocabulario almacenado en nuestra «base de datos», sabremos producir algo coherente. Por eso, hoy os traemos algunos trucos como mejorar tu listening y como consecuencia empezar a hablar de manera fluida.

como mejorar tu listening

Para principiantes

Cuando empezamos a aprender un idioma, el escuchar a otros hablarlo y entender algo puede parecer misión imposible. Esto pasa con cualquier idioma, pero sobre con los que tienen mucha diferencia entre la forma escrita de la palabra y su pronunciación, como es el caso del inglés, por ejemplo. En estos casos, lo primero que tenemos que hacer, es no agobiarnos y no rendirnos. Mientras escuchamos, es muy aconsejable tener la transcripción del audio, para poder ir leyendo y asociando la escritura y la pronunciación de las palabras. También se puede hacer lo mismo cuando buscamos palabras en un diccionario. Muchos diccionarios online (como por ejemplo wordreference) ofrecen la opción de escuchar como se pronuncian las palabras, y no solo en la lengua estándar, sino también en los principales dialectos.

Ver series y películas en versión original

Esta opción es muy aconsejable tanto para los notavos como para los alumnos de niveles intermedio y avanzado. Sin embargo, nunca recomendaría a los principiantes ver una película en versión original que no hayan visto nunca, y menos con subtitulos en español. Porque se pasarían todo el tiempo leyendo y no prestarían atención ni a la pronunciación ni a lo que dicen los presonajes. Por eso, los principiantes pueden escoger la serie o película que ya conocen muy bien y verla en versión original con subtítulos en el idioma original también. ¿Por qué? Porque de esta manera, aunque vayan leyendo, van asociando la escritura con la pronunciación, y no necesitan hacer mucho esfuerzo para comprender lo que se dice, porque ya se lo saben muy bien. De esta manera, el aprendizaje es mucho más eficiente y placentero. Recordad, que se aprende mucho mejor cuando la dificultad de la materia es tan solo un nivel por encima de nuestros conocimientos. Por eso, si nos ponemos una serie nueva en el idioma totalmente desconocido para nosotros, ¿creéis que vamos a sacarle mucho provecho? Pues, nosotros tampoco.

Los estudiantes de niveles intermedio y avanzado pueden optar por películas y series nuevas, siempre y cuando los subtítulos sean en el mismo idioma. Por mucho que veamos algo en versión original, pero luego los subtítulos son en español, no vamos a aprender gran cosa. Hay que tener en cuenta que las estructuras gramaticales y sintácticas varían de un idioma a otro. Un ejemplo simple, en inglés se dice «a beautiful beach house», pero al español se traduce como «una casa de playa bonita». Aunque el significado sea el mismo, el orden de las palabras es completamente distinto. También durante la traducción audiovisual, se cambian muchas expresiones para hacer coincidir los movimientos de los labios con lo que se dice, además de que también puede que cambien muchas referencia culturles que son desconocidas para el público en nuestro país. Si quieres conocer más detalles sobre la traducción audiovisual, puedes hacerlo aquí.

Letras de canciones

Otra de las opciones para mejorar nuestra comprensión auditiva es buscar letras de las canciones que nos gusten. Asimismo disfrutar de la música y aprender el idioma a la vez. Las plataformas como Spotify ya permiten escuchar la canción y leer la letra simultaneamente. Así que aprovechad el progreso tecnológico para aprender algo nuevo todos los días.

Intercambio lingüístico

Por supuesto, no hay mejor manera de aprender un idioma que en un ambiente de inmersión lingüística. Sin embargo, si no tenemos la oportunidad de vivir en un país donde se hablar el idioma que queremos aprender, podemos optar por hacer intercambio lingüístico en nuestra ciudad. Gracias a los programas de intercambio de estudios, en Europa ahora mismo es muy fácil encontrar estudiantes de todos los páises del mundo. De este modo, no solo podemos mejorar el nivel del idioma, sino también conocer a gente nueva, su cultura y constumbres, y hace algún que otro amigo.

intercambio lingüístico

Audiolibros y podcasts

Otra de las opciones que hay disponible ahora son los audiolibros y podcasts. Los audiolibros son especialmente útiles para los principiantes y alumnos de nivel intermedio, ya que siempre podéis coger el mismo libro en papel y seguir el texto y así asociar la escritura con la pronunciación, además de mejorar la intonación. También existe una infinidad de podcasts para aprender inglés, tanto para los niveles más bajos como para los más avanzados. En Spotify podéis encontrar muchísimos.

Como véis, en nuestro mundo moderno ya no hay excusas para no practicar y mejorar tu listening. ¡Está al alcance de todos!

Este centro ha sido incluido en un artículo de Twinkl sobre las ventajas de ser bilingüe (más una lista de centros de inglés)

Quizás también te interesen

Series y películas para aprender idiomas

Cómo mejorar tu expresión oral

Como tener éxito en el Writing